Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2016

Puede ser

Puede ser que mis pensamientos no tengan sentido,  que no tengan lógica y que no tengan solución.  Puede que falte una incógnita y que necesite protección.  Puede ser que los susurros vengan a visitarme por las noches...  y también se hayan acostumbrado a visitarme por los días,  convirtiendo mis noches en sueños y mis días en pesadillas.
Puede ser que nadie entienda mi pensar,  o que se rían al contar que no soy más que una mota de polvo que ni siquiera roza el suelo y que lleva el viento,  a veces tan alto que hace frío y quiero abrigo,  aunque sea solo el de las sábanas de mi cama.  Puede ser que todo sea por algo,  que algo sea por todo,  o que nada pueda ser.

Felicidad

A menudo encuentro gente que plantea el hecho de llegar a un punto inexistente como es el de la felicidad. Están empeñados en eso, como si se tratara de una constante que no puede variar y que se mantiene en el tiempo como se mantiene la luz mientras dura el sol. La felicidad no es una constante, no es una linea en lo alto que podamos alcanzar y de la que nunca bajaremos. No es un tren que se coge y que te lleva a algún lugar diferente al mundo en el que vivimos.
La felicidad son momentos, instantes, que pueden encontrarse en el cobijo de un abrazo, de una sonrisa, en la voz de otra persona subyacente de una conversación interesante al ras del suelo de Madrid. También en la soledad, de vez en cuando, donde puedes dejar a tus pensamientos volar, y que se enreden entre los árboles, que suban hasta las nubes y que vuelvan porque ahí arriba hace frío.
La gente tan obcecada en encontrar una felicidad de mentira que por alguna razón nos han dicho que existe, cuando puede que su vida esté c…